Ante la subida de los termómetros es necesario protegerse de los efectos del calor, sobre todo en las horas centrales de la jornada, y evitar así los inconvenientes que pueden provocar las altas temperaturas en nuestro cuerpo como mareos, calambres musculares o reacciones cutáneas por la exposición al sol, entre otros.

Recordamos que en base al Art. 166 del VI Convenio General del Sector de la Construcción, la REPRESENTACIÓN SINDICAL podrá negociar con la empresa, la modificación de horarios para poder evitar las horas de mayor insolación.
Asimismo, se dispondrá en todas las obras de cremas protectora de factor suficiente contra las inclemencias
atmosféricas tales como la irradiación solar.

A continuación se detallan algunos consejos para combatir el calor.

Beber mucha agua y refrescarse
Con las altas temperaturas, nuestro cuerpo pierde grandes cantidades de agua, por lo que es primordial mantenerse hidratado. No obstante, a pesar de lo que se piense, es muy importante no sustituir el consumo de agua por bebidas azucaradas ni por bebidas alcohólicas. Otro consejo para aliviar los efectos del calor es refrescar partes del cuerpo como la nuca, la cara o las muñecas.

Cuidar la alimentación
Además de la importancia de consumir una cantidad considerable de agua durante el día (recomendable al menos 2 litros diarios por persona), es primordial mantener una dieta equilibrada. Evita alimentos hipercalóricos y sustitúyelos por frutas y verduras, los aliados perfectos para los meses de verano.

Una dieta equilibrada facilita la digestión, sin embargo, las comidas copiosas pueden retrasar este proceso natural y elevar la temperatura corporal.

Utilizar protección solar
La exposición continuada al sol y sin protección puede provocar a la larga graves problemas de salud. Por ello, es necesario utilizar protección solar, sobre todo durante la época estival, de esta manera nuestra piel se mantendrá hidratada y evitaremos también posible alergias cutáneas.

Utilizar ropa traspirable
Para el verano lo idóneo es utilizar tejidos que permitan que nuestra piel transpire. Es recomendable evitar prendas ceñidas al cuerpo para aliviar la sensación de calor.

Protegerse los ojos con unas gafas de sol adecuadas
La ciudadanía parece estar cada vez más concienciada con el cuidado de la piel, pero de igual manera es importante proteger la salud ocular. La exposición a luz brillante puede provocar problemas de salud como cataratas o, en menor medida, tumores oculares. Utiliza gafas de sol adecuadas, gorras o sombreros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar